En Lima… En Lima está lloviendo

el agua sucia de un dolor

qué mortífero! Está lloviendo

de la gotera de tu amor.

No te hagas la que está durmiendo,

recuerda de tu trovador;

que yo ya comprendo.. . comprendo

la humana ecuación de tu amor.

Truena en la mística dulzaina

la gema tempestuosa y zaina,

la brujería de tu “sí”.

Mas, cae, cae el aguacero

al ataúd, de mi sendero,

donde me ahueso para ti…

Anuncios